Luego de que el Gobierno nacional mantuviera durante los años de gestión un discurso contra la militancia política, ahora pondrán en marcha la organización “Defensores del cambio” que componen más de 300 mil voluntarios que tendrán la tarea de “destacar los logros de la gestión” entre los vecinos que están desencantados con Cambiemos.

Según consignó una nota del portal oficialista La Nación, el encargado de poner en marcha a los 300 mil militantes de Cambiemos es el jefe de gabinete, Marcos Peña, que será el encargado de articular a los voluntarios en el territorio.

"Los defensores del cambio", como se los denomina puertas adentro de la Casa Rosada, serán los responsables de contarles a sus vecinos los avances de los últimos cuatro años en sus distritos.

Embed

Según informaron, los voluntarios recibirán videos, stickers, imágenes, audios y textos con los temas de interés del barrio de cada uno para compartir con todos sus contactos. Uno de los objetivos será penetrar e influir en los grupos de padres de los colegios. Todo en busca de la reelección de Macri.

El operativo iba a comenzar este lunes pero se postergó por la muerte del diputado Héctor Olivares. La primera etapa estará centrada en dos distritos claves: la provincia y la ciudad de Buenos Aires.

En las próximas semanas el proceso se extenderá al resto de las provincias. A los mano a mano se sumará una muy fuerte presencia en redes sociales. Durante la semana que pasó, Peña mantuvo varios encuentros con sus colaboradores para terminar de sellar la estrategia. Con él a la cabeza, el equipo de comunicación le presentó al presidente Mauricio Macri, anteayer por la mañana en la quinta presidencial de Olivos, las bases de la estrategia.

"El Presidente estaba muy entusiasmado", confió uno de los testigos de la reunión, en la que además estuvieron el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba y su socio, Santiago Nieto; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el secretario de Medios, Jorge Grecco, y su segundo, Gustavo Gómez Repetto; el secretario de Movilización y Voluntariado de PRO, Federico Morales, y el publicista Joaquín Mollá. Es prácticamente el mismo equipo que trabajó en la campaña hace cuatro años.

"Vamos a utilizar todos los recursos que tenemos", adelantaron fuentes cercanas al ministro coordinador. Se trata de parte del ejército de voluntarios que en 2015 ayudaron a fiscalizar la elección que catapultó a Mauricio Macri a la Casa Rosada y que se mantuvieron en contacto con los referentes de PRO en cada distrito.

Los "defensores del cambio" ya tienen el detalle de dónde actuar. La primera acción será "escuchar" los reclamos y quejas de los desencantados que votaron por Macri hace casi cuatro años y que hoy están muy enojados. El objetivo es contener, pero también destacar todas las acciones que el gobierno nacional desplegó en esas áreas. Hablar de obras y de transparencia y evitar la economía.