Mauricio Macri estuvo en Gualeguay el jueves pasado, en la primera de las dos paradas que hizo en tierras entrerrianas. Fue en el marco de una visita corta, en la cual intentó desactivar el enojo de los radicales de la provincia por el armado de la lista de Cambiemos, atendió a los ruralistas -enfurecidos por un fallo judicial adverso en materia de agrotóxicos y por las retenciones- y también brindó una conferencia de prensa en Gualeguaychú, en la que dejó algunos títulos importantes, como que no dejará que María Eugenia Vidal sea candidata a la Presidencia.

Como cada actividad del Presidente, sus redes sociales estuvieron muy activas. Ante la falta de buenos resultados de gestión, una imagen por el piso y el creciente descontento popular por la crisis que atraviesa el país, el jefe de Estado optó por un montaje bien preparado y sin acceso de otros medios con dos vecinos del lugar, que ponderaron que el gobierno nacional haya avanzado con la obra del acceso a Puerto Ruiz, una pequeña localidad cercana a Gualeguay.

Haciendo uso de esa puesta en escena, el mandatario escribió en su Twitter tres mensajes. En el primero, bajo la consigna “¿Qué es cambiar?”, el jefe de Estado sostuvo que “en algunos lugares cambiar significa llevar acceso a Internet; en otros inaugurar un puerto o tener transporte público; en otros, como en el Puerto Ruiz de Entre Ríos, es construir una ruta de asfalto”.

Embed

La frase esconde un error y una mentira. La primera es que Puerto Ruiz no es un puerto en sí mismo, sino que una localidad, con lo cual “el Puerto Ruiz” demuestra la ignorancia respecto de la propia geografía del lugar. Pero además, y lo más grave, no menciona que el acceso a Puerto Ruiz no es solventado por el gobierno nacional en absoluto, sino que es íntegramente financiada por la gestión provincial, a través de un crédito de 175 millones de pesos del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional. En otras palabras, Macri se adjudicó e hizo publicidad de gestión y de campaña con una obra para la cual no aportó absolutamente nada.

Fuentes del Gobierno provincial le indicaron a El Destape que la única responsabilidad que asumió la Casa Rosada respecto del proyecto fue la firma de un aval necesario para el acceso al crédito. Pero el dinero lo pone el gobierno de Gustavo Bordet.

“Ciudades y pueblos de todo el país fueron postergados por décadas. En pleno siglo XXI en Puerto Ruiz cuando llovía los vecinos no podían circular ni llevar a los chicos a la escuela o recibir provisiones”, rezó el segundo mensaje de Macri en Twitter.

Embed

El tercero y último fue un video de un minuto, con las voces de los dos vecinos que formaron parte del montaje, donde elogian la presencia del presidente y la obra que -seguramente sin saber- no financia la Casa. De ese show también forman parte Rogelio Frigerio, Atilio Benedetti y Gustavo Hein, estos últimos dos integrantes de la fórmula de Cambiemos para la Gobernación.

Embed

La obra

El acceso a Puerto Ruiz es una larga demanda, no solo por el avance en materia de obra vial sino que por su importancia en términos estratégicos para la producción. En agosto de 2018, luego de que el gobierno anunciara su concreción, se avanzó en la licitación, dentro del Programa de Construcción de Obras Hídricas y de Saneamiento del Ministerio de Planeamiento de Entre Ríos.

El 27 de agosto se abrieron los sobres en el municipio de Gualeguay, bajo la tutela de la Unidad Ejecutora Provincial -UEP-, que es la que está a cargo del control de los trabajos, que comprenden como primera instancia el reemplazo del enripiado por asfalto, pero además sistemas de compuerta y bombeo en las alcantarillas transversales y la culminación de un terraplén que conforma la defensa del barrio frente a las crecidas del rio Gualeguay. Además, como complemento, se realizará la red de colectoras cloacales con conexiones domiciliarias, estación elevadora y cámara séptica y una estación de bombeo pluvial. Con fondos provinciales, ya tiene un 20% de avance.

*Juan Pablo Scattini es corresponsal en Entre Ríos.

En esta nota