Cuando faltan cinco para las elecciones provinciales de Córdoba, la tropa de la Casa Rosada, que juega con el sello Córdoba Cambia, está enseñando a “cortar boleta” para retener la Municipalidad de Córdoba y mostrar un triunfo en la provincia que le dio la victoria a Mauricio Macri en 2015.

Sobre el final de la campaña los gurúes de la campaña de Mario Negri cayeron en la cuenta que una derrota contundente en Córdoba complica sobremanera los planes electorales del ya golpeado Macri; y quieren salvar la ropa con una victoria de Luis Juez en la Intendencia de la Capital. Por eso mandan a cortar boleta Juez intendente y a gobernador a quién quieran: desde Juan Schiaretti hasta el Luciana Echevarría del MST – Nueva Izquierda o el candidato antimafia Aurelio García Elorrio.

“Imprimimos unas 600 mil boletas en tamaño A4 y ya repartimos la mitad. Le estamos enseñando a la gente a votar; la boleta es tramposa, está diseñada para asegurar la victoria del oficialismo. Y la Justicia Electoral, adicta al poder como lo es toda la Justicia, diseñó esta boleta que es una trampa, un fraude electoral”, explicaron ayer a El Destape en el acto que encabezó María Eugenia Vidal en un hotel de la zona norte de la Capital en apoyo a Mario Negri y Luis Juez.

Embed

La fuente, un armador del equipo de campaña de Córdoba Cambia admitió que “estamos enseñándole a la gente a votar lista completa, que es la opción más fácil. Pero como notamos que hay gente que quiere votar a Juez intendente; le explicamos cómo votar de atrás para adelante: marcan Juez intendente, legisladores del partido que sea y gobernador del partido que elijan. Entonces si hay alguien que quiere votar Schiaretti – Juez; le enseñamos que primero marque Juez y después vaya al casillero de Schiaretti; que no lo haga en la columna de lista completa. También se dieron muchas consultas sobre Juez intendente – Mestre gobernador. Estamos enseñando a utilizar la boleta y que el voto no sea nulo; notamos en estos últimos días un crecimiento de la intención de voto de Juez; la gente nos dice que quiere votarlo pero no quiere que se impugne su voto. Entonces le enseñamos cómo votar para que ese voto sea válido”.

Con la fecha fatal del 12 de mayo más cerca, las definiciones electorales se hacen más claras y en la Provincia se nota un claro triunfo de Juan Schiaretti, que tiene asegurada su reelección. La pelea por el segundo puesto entre Negri, candidato de la Casa Rosada con el sello Córdoba Cambia; y el intendente Ramón Javier Mestre que juega como candidato de la UCR incidirá fuerte en el futuro nacional de la alianza conservadora: si el rebelde Mestre deja tercero al candidato de Mauricio Macri –como ya ocurrió en Neuquén y Río Negro-; será un verdadero terremoto para Cambiemos a nivel nacional.

Hace una semana, Luis Juez había presentado una queja ante la Justicia Electoral de Córdoba por el diseño de la Boleta Unica de Sufragio (BUS): “Rogamos al Tribunal emita una resolución interpretativa, para el momento del escrutinio, aclarando que, de surgir la inequívoca voluntad del elector de sufragar por un intendente municipal que no pertenece a la lista completa de un candidato a gobernador de otra lista, el voto a Intendente sea tenido como válido, evitando anularlo por hipotética superposición mental con el diagrama 'lista completa', ya que el sentido del voto está claro y el doble sufragio para Intendente sólo es imaginario e introducido al único fin de defraudar al electorado”.

Las encuestas, según quien las pague gana uno u otro, aunque coinciden en un empate técnico en la Capital entre Martín Llaryora, que es arrastrado para arriba por Schiaretti, y Juez, quién ya gobernó entre 2003 y 2007. Por esa razón, en Córdoba Cambia apuestan a garantizar el voto válido para Juez: “No es lo mismo perder la provincia con Schiaretti, a perder también la Capital. Estas visitas de “Lilita Carrió, de Horacio Rodríguez Larreta y de María Eugenia Vidal apuntan a fidelizar el voto de Cambiemos, compartimos una porción de electores que vota a Macri presidente, pero en Córdoba está dividido entre nosotros y Schiaretti. Apuntamos a esos votantes para asegurar la Capital y mostrarle al país una victoria. Córdoba es la primera ciudad del interior, y no es poco retenerla”, señalaron en el acto de Vidal.

El planteo contra la BUS que presentó Córdoba Cambia, también lo hicieron el candidato radical Rodrigo de Loredo y Olga Riutort, la dirigente peronista que más conoce la Capital, pero que va con la lista de Libres del Sur.

negri baldassi vidal

Visita de Vidal

“Esta es una campaña atípica, nos enfrentamos al silencio del poder. Nosotros reclamamos un debate, un diálogo; no una guerra. Y nos responden con una millonaria campaña; competimos contra el Estado, no contra un candidato. Competimos contra una maquinaria que gasta millones de los contribuyentes”, se quejó ayer Mario Negri, el candidato de Córdoba Cambia, en un acto donde lo acompañó la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Allí-donde no dejaron entrar a los periodistas al acto y hubo una pretoriana conferencia de prensa al final-, Vidal le habló a la militancia durante ocho minutos. Con su tono conciliador, recordó su pasado en Córdoba, en el barrio Cerro de las Rosas, donde venía de vacaciones; y repasó las obras y su gestión. Una mujer mayor le gritó “¡Presidenta!”; pero Vidal siguió con su cassette de lucha contra las mafias. Después, con los periodistas, lo repitió: “Con Mario (Negri) compartimos la necesidad de dar un combate frontal contra el narcotráfico, que es la mejor manera de dar seguridad a los cordobeses. Con Mario compartimos la preocupación por lo social, para que el Estado esté presente donde más se lo necesita. Compartimos la mirada de que sin obras no hay desarrollo y no hay provincia que crezca. Tenemos un camino iniciado en la provincia de Buenos Aires hace tres años y hoy venimos a ponernos a disposición de Mario y a acompañarlo”.

Antes, Vidal, Negri y Juez habían recorrido el Plan Procrear en el Barrio Liceo (Tercera Sección); donde la Nación construye 1.700 viviendas y ya hay cien familias viviendo.

Un dato que no pasó desapercibido, pese a que Córdoba Cambia apuesta todas las fichas a Juez para retener la Capital, ayer en el acto con Vidal no habló. Solo hablaron Negri y la gobernadora bonaerense.