El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, decidió ayer a última hora suprimir el nombre Cambiemos y el color amarillo de la boleta de su espacio para las próximas elecciones locales, que se celebrarán el 2 de junio. El oficialismo correntino se presentará bajo la sigla Encuentro por Corrientes (ECO) y usará su tradicional color verde, despegándose de la figura del presidente Mauricio Macri que en esa provincia, como en el resto del país, arrastra hacia abajo en todas las encuestas.

“Se está retomando la agenda de la correntinidad, focalizando en un proyecto que suma a muchos, incluso a justicialistas, que se suman a la propuesta”, dijo el gobernador radical ayer respecto a la decisión de abandonar la identidad cambiemita con la que había sido electo en 2017. Valdés no da un paso sin consultar con su jefe político, Ricardo Colombi, que todavía forma parte del sector de la UCR que busca permanecer en el oficialismo a nivel nacional, renegociando algunas condiciones de la alianza.

Embed

Mientras borraba la palabra Cambiemos de su boleta en Corrientes, Valdés se encontraba ayer por la tarde en Buenos Aires, donde participó de un cónclave en la Casa de la Provincia de Jujuy. Allí, junto al anfitrión Gerardo Morales (regresado anticipadamente de China para ponerse al servicio de la rosca), al presidente del partido Alfredo Cornejo y a las principales espadas parlamentarias de la UCR, consensuaron una estrategia común para contener las fugas del sector rebelde a cambio de un lugar en la fórmula presidencial del oficialismo.

Por la noche, el correntino regresó a su provincia mientras que Morales y Cornejo se reunieron con Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Marcos Peña y Rogelio Frigerio en un paquetísimo restaurant de la Recoleta para avanzar en el acuerdo que garantice la integridad de Cambiemos. Finalmente, después de muchas idas y vueltas, el lunes que viene el presidente Macri recibirá a sus aliados y socios para intentar ratificar su propia candidatura presidencial. El resultado de las negociaciones sigue abierto.