Luego de que el Gobierno anunciara que firmaría un pacto de 10 puntos con Alternativa Federal, el precandidato presidencial de ese frente y conductor del Frente Renovador, Sergio Massa, rechazó el acuerdo y le reprochó al presidente Mauricio Macri que “el país espera soluciones y políticas de Estado, no slogans ni campañas de marketing”.

Embed

“Le pido al presidente que no juegue con las esperanzas de los argentinos. Estamos frente a un Gobierno que sistemáticamente ha ido incumpliendo cada una de las promesas que asumió en la campaña electoral y hoy La Argentina hoy vive una crisis de confianza”, disparó el ex diputado nacional en conferencia de prensa.

Cuestionó la iniciativa de Macri y su equipo de acordar con ese sector del peronismo al advertir que “no es un documento que llame a un acuerdo y a un dialogo sincero, sino que es una invitación a suscribir un decálogo de buenas intenciones”.

Embed

“Todos los dirigentes queremos que la Argentina cumpla con sus obligaciones, pero los acuerdos no se construyen por WhatsApp, no se construyen a través de filtraciones de prensa, sino que se construyen con seriedad y responsabilidad, con equipos y números en la mano, para poder sacar realmente al país de esta crisis”, disparó

Asimismo, Massa aseveró que “ese acuerdo no puede ser pensado para dividir a los opositores. El dialogo franco debe ser convocando a toda la oposición, sin exclusiones” y aseguró: “Si yo fuera presidente estaría convocando a todos los dirigentes a una mesa de dialogo, y esa es una tarea que deba asumir el Presidente en persona. Hay que ser serio y responsable para darle certezas a los argentinos que la están pasando mal”.

En esa línea, enfatizó: “Un documento de esas características no puede dejar afuera a las Pymes, no puede dejar afuera a los jubilados, al trabajo, a la producción y a la educación. Y para eso es necesario que con humildad y sinceridad el Gobierno reconozca su fracaso, que reconozca que fracasó eligiendo un modelo de especulación financiera”.

Por último, remarcó: “Nuestra responsabilidad como opositores es construir una alternativa y un nuevo Gobierno a partir del 10 de diciembre. El país espera soluciones y políticas de Estado, no slogans ni campañas de marketing. Por eso le pido al Gobierno que no juegue con las esperanzas de los argentinos”.

LEER MÁS: Lavagna destrozó los 10 puntos del "acuerdo de estabilidad" del Gobierno