El candidato a gobernador de Río Negro Martín Soria decidió separarse de la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner en la previa de las elecciones que celebran este domingo.

"No soy kirchnerista. Soy peronista, como lo era mi viejo. Obviamente, tengo cariño y respeto por Cristina. Pero de ahí a ser kirchnerista...", aseguró Soria en una entrevista con La Nación.

El hijo del malogrado gobernador Carlos Soria también señaló que de ganar la provincia, ese triunfo no debería interpretarse como una victoria del kirchnerismo. "Los mismos que hablan de no nacionalizar la campaña, la nacionalizan cuando me tildan de kirchnerista", señaló.

Ante la pregunta de si hubiera querido el apoyo explícito de Cristina en la campaña, Soria reafirmó su separación del kirchnerismo y apuntó: "Creo que no lo busqué tampoco, aunque dicen que soy ultra K. Me parece que eso de los apoyos, de las fotos, es muy trillado, que la gente no lo compra".