El Tribunal Electoral decidió que Alberto Weretilneck no podrá ser nuevamente candidato a a gobernador por la provincia de Río Negro. El mandatario provincial llegó al poder por su partido, el Frente Grande, pero ejerció como un aliado tácito de Mauricio Macri.

La decisión fue un fallo unánime los jueces Sandra Filipuzzi, María Luján Ignazi y Ariel Gallinger, quienes aceptaron las impugnaciones presentadas oportunamente por el Frente para la Victoria y Cambiemos.

De todas maneras, aún puede recurrir al Superior Tribunal de Justicia de la Provincia. Si allí obtiene otro rechazo, su última opción será la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Embed

Los jueces explicaron que “la Constitución Nacional no admite la validez de una voluntad popular expresada sin respetar los principios del Estado de Derecho ni permite que las mayorías puedan derogar los principios fundamentales sobre los que se basa la organización republicana del poder y la protección de los ciudadano”.

Weretilneck llegó a la gobernación por el asesinato del entonces mandatario Carlos Soria, que falleció el 1 de enero de 2012. Había asumido solo 20 días antes. Luego, el actual mandatario ganó las elecciones 2015, ya encabezando el binomio ejecutivo. En aquella oportunidad, derrotó a Miguel Ángel Pichetto.

El peronismo lleva como candidato a Martín Soria, hijo del fallecido gobernador, como candidato para los comicios que se van a llevar a cabo el próximo 7 de abril.