EL DESTAPE | El plan de Macri para el 2020 Suscribite

X

"A Cambiemos Córdoba lo quebró la UCeDé de Germán Kammerath. Lo quebró lo peor del menemismo y los aliados durante 15 años de (José) De la Sota y (Juan) Schiaretti. Más allá del nombre, los fundadores de Cambiemos estamos acá y vamos a trabajar para que Nario Negri y 'La Coneja' Baldassi gobiernen Córdoba". Así, Luis Juez, presidente del Frente Cívico, confirmó a El Destapela ruptura de la versión cordobesa de la alianza entre la UCR, el PRO y la Coalición Cívica.

“La gente nos conoce, hace 20 años que venimos combatiendo a la corrupción y el populismo. En 2015 hicimos una elección presidencial histórica con el 70% de los votos; y en 2017 ratificamos ese rumbo al sacarle más de 15 puntos de diferencia al peronismo, pese a las operaciones y las encuestas truchas. Somos los que en 2007 denunciamos el fraude y reclamamos transparencia política contra las presiones de los medios; de los Kirchner, de Ricardo Jaime; de De la Sota y Schiaretti”, arremetió Juez, luego de que se confirmó la fuerte noticia que jaquea a la alianza gobernante en la provincia que le dio un importante empujón a Macri para llegar al poder.

Mes3.jpg
Ramón Mestre, Carlos Brinner y Rodrigo De Loredo.Ramón Mestre, Carlos Brinner y Rodrigo De Loredo.
Ramón Mestre, Carlos Brinner y Rodrigo De Loredo.

El PRO oficial cordobés está presidido por el legislador Darío Capitani, y allí militan la senadora nacional Laura Rodríguez Machado y el diputado nacional Javier Pretto, quienes en los 90 militaron junto a Kammerath. El verdadero “monje negro” de ese espacio macrista es el diputado Nicolás Massot, oriundo de Bahía Blanca, pero electo en la boleta cordobesa en 2015. Massot, ex yerno de Kammerath, está fuertemente enfrentado con su compañero de bancada Héctor Baldassi, traccionador de votos amarillos.

baldassi negri juez.jpeg
Héctor Baldassi, Mario Negri y Luis Juez.

Tras el anuncio exclusivo de El Destape, los medios hegemónicos nacionales y cordobeses salieron a culpar a Juez por la ruptura de Cambiemos Córdoba. Es que esta mañana, Juez a través de los apoderados del Frente Cívico, Elina Zanoni y el senador nacional Ernesto Martínez le solicitó mediante un escrito a la Justicia Electoral de Córdoba que “se nos libere de continuar en A 500, la Alianza electoral entre los Partidos Unión Cívica Radical, Propuesta Republicana y Frente Cívico de Córdoba, tomando razón del acta constitutiva de la confluencia y el reglamento redactado para seleccionar candidaturas, con vistas a la elección provincial general, del próximo 12 de Mayo”.

Los apoderados del radicalismo cordobés ante la Junta Electoral de Cambiemos Córdoba, Diego Frossasco y Facundo Cortez Olmedo responden al intendente capitalino Ramón Javier Mestre –Negri no tiene representantes propios-; y los macristas Silvia Paleo y Oscar Agost Carreño se mostraron prescindentes y se escudaron en lo que resolviera este mediodía la Mesa Nacional de Cambiemos.

Los apoderados Paleo y Agost Carreño responden a Massot; pero una alta fuente de la Casa Rosada confió a El Destape que “el PRO de Córdoba va a jugar institucionalmente junto a Mario Negri y Héctor Baldassi; así lo resolvió la Mesa nacional de Cambiemos”.

Cerca del mediodía, a través de su cuenta de Twitter, Mestre había afirmado: “Expectante de conocer si al PRO nacional realmente le interesa la voluntad de cambio como a la gran mayoría de los cordobeses. Desde acá, estamos más que convencidos que el fin de los 20 años de populismo en la provincia de Córdoba va a llegar”.

Desde 2015, Massot impulsó y construyó la figura del radical Rodrigo de Loredo para desbancar a Mestre de la Casa Radical de Córdoba. De Loredo, al igual que su suegro, el ministro de Defensa Oscar Aguad, se ubica en el lote de radicales macristas. Paradójicamente, De Loredo terminó cerrando con Mestre y se convirtió en su candidato a intendente de la Capital. Competirá contra Juez, candidato de Negri y con Martín Llaryora, el ex intendente de San Francisco y diputado nacional del PJ, que será el candidato de Juan Schiaretti.

Con la UCR cordobesa jugando con Mestre; y el PRO especulando entre Negri y Mestre; Luis Juez decidió acelerar definiciones: “Como sobradamente V.S. conoce, al seguir de cerca el expediente conformado en virtud de la Alianza electoral citada, con el agregado constante de las actas que dan cuenta del funcionamiento de la Junta Electoral interna, el Partido Frente Cívico de Córdoba, no convalidó, el mecanismo intrapartidario de armado y escrutinio de la elección interna abierta, exigiendo documentadamente que tal logística fuera asumida por empresas con experiencia en la materia. En su momento, los tres Partidos representados en la Junta Electoral, requirieron a Correo Argentino, Ocasa y Andreani, por nota expresa, presupuesto para la organización de la interna abierta. Las tres empresas hicieron saber que les resultaba imposible cumplir con tal cometido, por falta de tiempo suficiente para organizar el comicio abierto, puntualizando el Correo Argentino, que la antelación mínima era de treinta y cinco días”.

La jugada de Juez fue poner a disposición de Negri y Baldassi la personería electoral del Frente Cívico para las candidaturas del 12 de mayo. Pese a la maniobra de Massot, el PRO hará lo mismo en las próximas horas por orden de la Casa Rosada; y la UCR se presentará con la histórica Lista 3 y la fórmula Ramón Javier Mestre gobernador – Carlos Brinner vice.

Un estrecho colaborador del ex árbitro internacional confió a El Destape: “Somos Cambiemos, la división del espacio lastima la figura del Presidente. El nombre electoral ya lo debatiremos, los cordobeses tienen que saber que el espacio Cambiemos lo integramos Negri, Juez, Baldassi, y miles de cordobeses que queremos el cambio en la provincia”.

Desde el negrismo también coincidieron: “Cuando baje la espuma, los radicales de los departamentos y pueblos del interior van a terminar trabajando por Negri gobernador, nadie va a atar la suerte de su ciudad o pueblo a una candidatura perdida, nadie se suicida en política”.

En el juecismo admiten que con el nuevo sello electoral, abrirán las listas a otros sectores del radicalismo y de otros partidos: “Una cosa es ir a una interna con estas listas, donde expresábamos una porción de Cambiemos y nos integrábamos con los otros candidatos; y otra cosa es disputar en una elección general contra el peronismo, que tiene una maquinaria electoral aceitada. Hay que barajar y dar de nuevo”.

*Gustavo Molina es corresponsal de El Destape en Córdoba.