Golpeado por los resultados de las encuestas y la crisis económica, en pleno año electoral, el Gobierno lanzó la "campaña del pánico" con el objetivo de generar temor, en empresarios y líderes de opinión, ante un eventual triunfo de Cristina Kirchner.

Embed

El responsable es el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, encargado de la maniobra oficialista con letra de Jaime Durán Barba. "La Casa Rosada sale a convertir la PASO del 11 de agosto en una primera vuelta electoral", publicó el diario Ámbito Financiero.

La jugada de Cambiemos se debe a la difusión de la encuesta de Isonomía, en la que se reveló que Cristina Kirchner se impondría a Mauricio Macri en el balotaje por nueve puntos.

"Para los estrategas de campaña bajo las órdenes de Marcos Peña, la campaña del pánico es el último recurso para torcer el escenario electoral", sostuvo el diario económico.

LEER MÁS: Encuestas 2019: casi un 65% quiere un cambio de Gobierno

“Nadie pensaba que el país podía volver para atrás y quedar de nuevo a cargo de Cristina. A partir de la semana pasada ya se comenzó a percibir que esa posibilidad es real y existe”, analizó uno de los encargados de coordinar la reunión que mantendrá mañana Mauricio Macri con los cinco gobernadores de Cambiemos.

Por el despacho de Peña circulan empresarios y líderes de opinión a quienes el funcionario interpela: “¿Sabés cuánto va a valer tu empresa el año que viene si gana Cristina?”, trascendió. Por primera vez, es el mismo Gobierno nacional el que instaló un escenario de derrota.

LEER MÁS: Dujovne culpó a la oposición por la suba del riesgo país