Con 148 votos a favor y 69 en contra, la Cámara de Diputados convirtió en ley el financiamiento político que habilitará a empresas a aportar dinero para las campañas, lo que deberá hacerse de forma bancarizada. El FPV-PJ se opuso y promovió un apoyo económico 100% estatal.

A partir de este año, las empresas podrán donar a las campañas electorales y los aportes deberán estar bancarizados. Hasta ahora sólo podían hacerlo para las actividades ordinarias de los partidos.

Tras el escándalo de los aportantes truchos revelado por El Destape, con la ley aprobada, los partidos políticos “obtendrán sus recursos mediante el financiamiento público y privado para el desarrollo de sus operaciones ordinarias y actividades electorales”. Además, no podrán recibir de una misma persona humana o jurídica un monto superior al 2% de los gastos permitidos para esa campaña.

Embed

Los aportes en dinero solo podrán efectuarse mediante transferencia o depósito bancario, y el donante deberá acreditar su identidad. Además, se incorpora la figura de aportes en especie, o sea la prestación de un servicio o la entrega de un bien en forma gratuita.

Con la nueva legislación, también se modifican los plazos de campaña, se reduce del 10% al 5% el tiempo total de programación audiovisual con fines electorales; regula aspectos de la campaña digital y del trabajo de las encuestadoras de opinión; y define la utilidad de los fondos destinados a capacitación dentro de los partidos.

La iniciativa fue respaldada por el interbloque peronista Argentina Federal y el Frente Renovador, mientras que el Frente para la Victoria-PJ se opuso y pidió que el financiamiento sea “100% estatal”. También hubo rechazo de la izquierda y del espacio Red por Argentina, según consignó El Parlamentario.

LEER MÁS: Elecciones 2019: ¿Dónde y cuándo será el debate presidencial?

En esta nota