La referente de Cumplir, Florencia Casamiquela, habló sobre la construcción de la unidad del movimiento peronista y evitó definir en qué espacio jugará de cara a las próximas elecciones, aunque destacó el trabajo de Alternativa Federal. En tanto, comunicó que su conductor, Florencio Randazzo, está “reflexivo” y valoró el silencio que guarda desde hace más de un año.

En diálogo con Navarro 2019 por El Destape Radio, la ex candidata a senadora advirtió que “llegó un punto que queda chico el concepto de unidad del campo nacional y popular porque se viene un gobierno de emergencia nacional” y aseveró: “Vamos a necesitar un gran acuerdo de unidad nacional y no solo una cuerdo de unidad simplemente electoral porque no podemos suscribir el concepto de unidad a una alquimia electoral”.

Embed

“Tenemos que entender que el problema de la representación política se ha complejizado, no hay un espacio político ni una candidatura que por sí misma sea una locomotora electoral. Está todo muy complejo, hay voluntades dispersas, confusión y una grieta alimentada por el odio”, evaluó la dirigente del peronismo.

Apuntó, así, a la importancia de construir “un proyecto de mayoría” ya que subrayó que “no alcanza con tener razón sino que hay que juntar masa crítica para ganar y eso supone mucho esfuerzo”.

“La unidad no es palo y a la bolsa, ya vimos cómo termina. Esa concepción termina en derrota, fracaso y dolor. Por eso, necesitamos garantizar la unidad amplia y eso no puede ser solo concebida desde las expresiones del peronismo, todos tienen que estar adentro. Yo quiero a Stolbizer, a Pichetto, a Urtubey, a Massa, quiero a todos. Me aferro a la unidad nacional”, disparó.

Asimismo, sostuvo que en el 2020 es necesario que haya “un gobierno de emergencia nacional” y reclamó: “Es hora de dejar de hacernos los distraídos, tener reglas de juego claras y participativas”.

En ese punto, instó a que “haya una gran PASO sin piso, donde todos puedan integrar las listas para juntar fuerzas y masa crítica” y sentenció que “repetir la unidad como manta no se va a ningún lado”.

Frente a la decisión que tomará Randazzo en estas elecciones, Casamiquela aclaró: “Estamos donde siempre estuvimos, en la búsqueda de un proyecto de mayoría, de una alternativa política, dejar de limitar y de expresarnos sobre las diferencias y abandonar el camino de la adjetivación irresponsables entre los espacios del arco opositor”.

“Estamos en la búsqueda de una expresión mayoritaria que entienda el fenómeno de la falta de representación política”, disparó y comunicó que el ex ministro “está reflexivo sobre lo que pasa en Argentina y sobre las situaciones acuciantes del país”.