El ex jefe de Gabinete durante el kirchnerismo y dirigente del peronismo, Alberto Fernández, aseguró que “la unidad va a llegar porque es inevitable” y apuntó que los que buscan “la tercera opción” como el Peronismo Federal son “totalmente funcionales a Cambiemos”. Además, confió en que el peronismo logrará una victoria en estas elecciones ya que “el enojo con Macri es muy grande”.

“La unidad va a llegar porque es inevitable. Algunos vendrán por convicción y otros por resignación pero la unidad va a venir. Los que vengan resignados es los que intentan encontrar ese camino del medio que más que una avenida ancha es la calle angosta”, disparó el ex funcionario en diálogo con Navarro 2019 por El Destape Radio.

Embed

Apuntó que en las encuestas, en promedio, “hay un 70% de los votos que se dividen entre Cristina y Macri, un 10% que va para la Izquierda, Olmedo y esa marginalidad de derecha que asoma y otro cinco que va en blanco, entonces queda un 15% en disputa que está lejos de aspirar una segunda vuelta” y advirtió que “los promotores de ese resto, beneficia a Macri y mantiene la idea de la fortaleza del presidente, mantienen la idea de que es competitivo y que puede ganar, es decir, son absolutamente funcionales”.

Asimismo, subrayó que “a Sergio Massa le quedó poco de peronismo que es lo que tienen los votos y es el único que tiene presencia electoral” y evaluó el escenario electoral de cara a las elecciones y aseguró que Cristina Kirchner en el arco de las provincias que van de San Juan a Corrientes “tiene en promedio 50 puntos”.

Por otra parte, Fernández expresó su apoyo a la eventual candidatura del ex ministro de Economía y diputado, Axel Kicillof, al aseverar que “hay que tener a los mejores candidatos y él es un buen candidato para la Provincia”.

“Es un tipo muy capaz, es una novedad en la política y fundamentalmente contiene al 100% de los votos de Cristina. Además, no pesan en él cuestionamientos éticos, morales. Es como el pensamiento de Cristina sin la carga de esos problemas, sin Comodoro Py”, evaluó el dirigente peronista.

A su vez, bregó: “Garantizar un programa que nos haga mejor de lo que fuimos, es posible que le ganemos a Macri porque el enojo con él es muy grande y la Argentina no tiene más espacios para las decepciones”.