El intendente de Escobar, Sandro Guzmán, tomó la decisión de abandonar el Frente Renovador y sumarse al kirchnerismo para volver a pelear por la reelección en su distrito.

Una vez que la decisión del intendente tomó estado público, el ahora ex massista, que abandonó dicho espacio en disconformidad con la conducción del partido, mantuvo una reunión con el secretario general de la Presidencia, Eduardo Wado De Pedro, y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Fuentes cercanas al Gobierno nacional dijeron a la agencia que durante el encuentro con Guzmán se habló sobre diferentes temas de gestión y el panorama electoral de 2015.

"Fueron motivos personales y problemas de la conducción", dijo a la agencia Télam un allegado de Guzmán, mano derecha del jefe comunal, al explicar la decisión que tomó. Una de las razones sería que el radical Leandro Costa había decidido no bajar su precandidatura en el partido de Escobar, y para eso contaba con el aval del propio Sergio Massa, vinculado también al objetivo de poner un coto a la reelección indefinida de los jefes comunales.

Guzmán había sido uno de los intendentes que pidieron licencia e integraron la lista de diputados nacionales con las que Massa irrumpió en los comicios de 2013, y luego, después de varios meses de dilación de la decisión tomada, renunció a la banca, cuando se lo anticipó a Télam en noviembre pasado.

Ahora son 26 los intendentes alineados con el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo, tras las partidas de Gustavo Posse al PRO y las de Guzmán. Los demás jefes comunales que aún sostienen la candidatura del tigrense se reunieron en Malvinas Argentinas para analizar el devenir de la campaña y analizar los pasos a seguir. Estuvieron, entre otros, Luis Acuña, de Hurlingham, Jesús Cariglino, de Malvinas y Humberto Zúccaro, de Pilar.