Sergio Massa sigue perdiendo soldados en su carrera por la presidencia. Ahora es el intendente de Escobar, Sandro Guzmán, quien decidió abandonar el Frente Renovador y negocia un regreso al Frente para la Victoria.

Así lo confirmaron tres fuentes del massismo, según la agencia Télam, que afirmaron que Guzmán "ya tiene definido irse", aunque no está previsto aún cuándo hará oficial su partida, y planea regresar al kirchnerismo.

"Fueron motivos personales y problemas de la conducción", explicó una de las fuentes a la agencia, que dio a entender que tenía que ver con que el radical Leandro Costa había decidido no bajar su precandidatura en el partido de Escobar con el aval del propio Massa.

Guzmán había sido uno de los intendentes que pidieron licencia e integraron la lista de diputados nacionales con las que Massa irrumpió en los comicios de 2013, y luego, tras varios meses de dilación de la decisión tomada, renunció a la banca, cuando se lo anticipó a Télam en noviembre pasado.

Así, la lista de 27 intendentes bonaerenses alineados al Frente Renovador pasaría a ser 26, y sería una nueva baja, tras la última que encarnó el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse, hoy cercano al PRO.