El precandidato presidencial por el Frente Renovador, Sergio Massa, se comprometió a luchar contra el narcotráfico con "cuerpos de elite", a revisar las "contrataciones políticas" en el Estado, a "gravar la renta financiera" y "levantar el cepo al dólar", como parte de las medidas que adoptaría en sus primeros 100 días de gobierno si llega a la Presidencia de la Nación.

También, Massa definió como "clave" impulsar en materia económica la "eliminación" de las retenciones en "economías regionales, trigo, la rebaja al maíz y el girasol, y una rebaja gradual a la soja". Añadió que "desde el punto de vista estadístico vamos a un nuevo INDEC para recuperar la confianza del mundo".

En ese marco, definió como "ejes fundamentales" de una eventual gestión la creación de una "agencia de lucha contra la droga, con cuerpos de elite de las Fuerzas Federales y con una Justicia especializada", y la "extinción de dominio para los bienes de los narcotraficantes, para que el Estado los pueda rematar".

También planteó que impulsará "cambios del Código Penal y Procesal, suba de penas, cumplimiento efectivo de la prisión, limitación de las excarcelaciones, y la obligatoriedad del Estado para poner abogado a las víctimas".

Dijo que impulsará un "Consejo Federal", que estará a cargo del "propio Presidente", y una "ley de derribo", dado que, advirtió, "no podemos seguir permitiendo que la Argentina tenga un colador en su cielo y en su frontera".