#AltaData | Cristina Kirchner chicaneó a Macri Suscribite

X
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió hoy un alerta por lluvias y tormentas fuertes para un amplio sector del centro del país que incluía a las zonas del territorio bonaerense que en los últimos días se vieron afectadas por inundaciones provocadas por el desborde de ríos y la abundante cantidad de agua caída.

Los distritos bonaerenses de Pilar, Luján, San Antonio de Areco y Arrecifes, Lomas de Zamora y La Plata fueron algunos de los más afectados por las intensas lluvias de los últimos días.

El área de cobertura del alerta meteorológico abarcaba al sudeste, centro y norte de la provincia de Buenos Aires, centro y este de Córdoba, sur y centro de Entre Ríos, sur y centro de Santa Fe, sudeste de Santiago del Estero, la Capital Federal, la ciudad de La Plata y el Río de la Plata.

De acuerdo con el organismo, en el mediodía de este domingo "continuaban desarrolĺándose tormentas de variada intensidad sobre el área de cobertura".

El SMN estimó que algunas de las tormentas serían "localmente fuertes, que podrían provocar principalmente abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo, fuerte actividad eléctrica, ráfagas de viento y caída de granizo".

Se esperaba que la intensidad de los fenómenos tienda a disminuir en la noche del domingo, aunque continuarán las precipitaciones en forma de lluvia. Las condiciones mejorarán progresivamente a lo largo del lunes, según pronosticó el SMN.

En el distrito de Luján, unas 300 personas permanecían este domingo evacuadas afectadas por el ingreso de agua en sus hogares. El río Luján, que el viernes llegó a un pico de crecida de 4,24 metros en el mediodía de este domingo presentaba un registro de 3,30 metros, lejos de su altura normal de 1,10 metros.

En la madrugada de este domingo se produjeron intensas lluvias acompañadas de la caída de granizo en la localidad de Olivera, uno de los lugares más golpeados por las inundaciones, en el distrito de Luján. Otro de los lugares donde permanecían personas fuera de sus hogares era en los distritos de San Antonio de Areco y Pilar.

El caudal del río Areco comenzó a bajar lentamente en las últimas horas y trajo algo de alivio para las decenas de personas que aún permanecían evacuadas.