La presidenta Cristina Kirchner criticó hoy al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, al calificar de "feítos" los vagones que la ciudad compró para el servicio de subtes y los comparó con los "cero kilómetro" que la nación adquirió para los ferrocarriles.

"Algunos se la dan de modernos pero mirá lo que compran para que viajen los porteños", dijo la jefa del Estado durante el acto de presentación de las 300 nuevas formaciones para el ferrocarril Roca.

"Cristina no se va, no se va", cantaban militantes de la agrupación La Cámpora en alusión al fin del mandato de la Presidenta en diciembre próximo, a lo que la mandataria respondió: "Por supuesto no me voy a ir, porque militante peronista voy a ser siempre".

Antes de iniciar el acto, y acompañada por el ministro de Interior y Transporte y precandidato presidencial del oficialismo, Florencio Randazzo, y por su colega de Economía, Axel Kicillof, la mandataria recorrió los vagones para el subte adquiridos por el gobierno de Macri y hasta se fotografió junto a un cartel amarillo con la leyenda "El subte está con vos".

"La verdad que son feos, me acerqué porque me llamaron la atención, deben haber sido lindos hace 35 años", ironizó, luego en su discurso, y los comparó con los que su administración compró para el Roca que son "todas cero kilómetro".

En el camino de marcar diferencias, remarcó que "los 45 nuevos vagones que tiene la ciudad para el subte son los que compró el gobierno nacional para la línea A".

"Tenemos que cuidar mucho a estos vagones y pedirles a los gobernantes que los cuiden, y que los trabajadores brinden un buen servicio", señaló Cristina en referencia a las nuevas unidades para el Roca. También exhortó a "brindar un servicio de calidad" para que "nunca más se dé excusa a algún gobernante para despojar de patrimonio a los argentinos", en referencia al proceso privatizador de los años 90 que enajenó líneas y cerró ramales.

"En unos días más enviaremos al Congreso la Ley de recuperación, administración y creación de los nuevos ferrocarriles argentinos, porque los grandes logros y los grandes hitos también tienen que ser acompañados por las instituciones de la democracia", anunció la mandataria. Cristina precisó en el acto que cada coche costó 1.000.000 de dólares y que el resto de las unidades terminarán de llegar al país en el mes de julio.