"Tengo que hacerle algunas preguntas, ministro", arrancó Gladys Campagnon, la mamá de Florencio Randazzo, cuando se encontró con Aníbal Fernández, quien estaba haciendo campaña en la localidad bonaerense de Chivilcoy, en pos de su precandidatura a gobernador.

Según publicó el portal dechivilcoy.com.ar, la mamá de Randazzo miró a los ojos a Fernández y le preguntó "¿por qué le hicieron esto a mi hijo?" en referencia a la salida del ministro de la carrera presidencial. Lejos de polemizar, el jefe de Gabinete respondió con elogios hacia el ministro de Transporte, en un tono cordial y respetuoso. "Tengo por Florencio un respeto que se ganan los grandes", aseguró. "Quiero que su pueblo sepa hay un hombre muy grande en su estatura política, que lo que le tiran, así sea un fierro caliente, lo agarra y no le tiene miedo a nada", agregó el funcionario.

Luego de que Randazzo hizo campaña para llegar a la Casa Rosada, la presidenta Cristina Kirchner decidió que sólo habría un candidato, y se inclinó por Scioli. A Randazzo le ofrecieron ser precandidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires, pero no aceptó.