El diario estadounidense Washington Post se hizo eco de la crisis argentina y publicó un duro artículo en el que evidenció la delicada situación económica, inflación y devaluación, a causa de "políticas gubernamentales poco claras".

En el título, el periódico destacó que, por la intensificación de la crisis económica, "los argentinos sacrifican vacaciones, Internet e incluso alimentos". Así, describió que "la tercera economía más grande de América Latina está siendo azotada por el aumento de la inflación y una caída de su moneda, el Peso, que perjudica a todos".

La crisis, explicó el Washington Post, se debe a "políticas gubernamentales poco claras" además del "aumento en las tasas de interés estadounidenses" que llevó "a los inversores a sacar su dinero de Argentina y ponerlo en bonos estadounidenses más seguros". A esto se sumaron "los recortes del gobierno a los subsidios a los servicios públicos" que generaron "facturas considerablemente más altas de electricidad y gas, alimentando la inflación".

En tanto, la devaluación elevó el precio del combustible e hizo "más costoso comprar productos importados, como teléfonos inteligentes, o viajar al extranjero", dijo el medio de comunicación norteamericano que aseguró que la inflación anual ya superó el 34% en lo que va del año.

"Algunas familias" tuvieron que "deshacerse de su servicio de Internet o compartirlo con sus vecinos, mientras que otros pospusieron la compra de una nueva casa u optaron por utilizar el transporte público en lugar de llenar sus autos con combustible, cada vez más caro", describió el periódico.

La crisis golpeó "la imagen del Presidente, con el 52 por ciento de los argentinos viéndolo desfavorablemente, según Isonomía", planteó el Washington Post. Sin embargo, recordó que Macri irá por la reelección en 2019 aunque muchos argentinos se preguntan "si es realmente capaz de arreglar la siempre inestable economía" del país.

En esta nota