El periodista oficialista Eduardo Feinmann cruzó a la legisladora porteña por el FIT, Myriam Bregman, por estar cortando el Puente Pueyrredón en el marco del paro nacional contra las políticas de ajuste y minimizó las amenazas que sufrió la diputada junto a Nicolás del Caño.

En una entrevista con radio La Red, el conductor le exigió a la legisladora que renuncie por estar participando de una movilización y Bregman no se calló nada y le dijo de todo.

Embed

Feinmann: Doctora, ¿Cómo va? ¿Quién la amenazo?

Bregman: Estábamos en el puente, rodeada de fotógrafos y pudieron ver cuando llegó la amenaza con una foto de Videla y la frase “vos no aprendes más”. Una amenaza muy fea.

Feinmann: ¿El número era desconocido?

Bregman: El número es identificable

Frenmann: ¡Perfecto! ¡Sabremos quien es!

Bregman: Esperemos que si

Frenmann: ¿Usted va a hacer la denuncia para saber realmente quién es?

Bregman: Ya estoy yendo al Juzgado Federal de turno, tome un captura de pantalla para que no lo borraran y ya estamos yendo al juzgado. Todos los fotógrafos pudieron tomar fotografía del mensaje.

Frenmann: ¿Usted es diputada, no?

Bregman: Si, de la ciudad

Frenmann: ¿Usted está haciendo un corte de calle? ¿Dónde está usted?

Bregman: Estoy en el Puente Pueyrredón junto a numerosas organizaciones de izquierda, ejerciendo nuestro derecho legítimo a manifestarnos

Frenmann: Usted debería hacer las leyes y no violarlas. Cortar un puente es un delito

Bregman: Es difícil hacer leyes en el país porque las leyes las hacen los partidos mayoritarios, solo se discute lo que quiere Cambiemos. Habría que ver si es democrático un lugar en donde solo se discute lo que quieren los partidos mayoritarios

Frenmann: Entonces ¿Por qué no renuncia como diputada? Así tenemos un sueldo menos para pagar

Bregman: Mi sueldo vuelve al pueblo, cobro una cifra igual que una docente y el resto lo dono

Frenmann: ¿Por qué no dona la suya, la de su bolsillo? ¿Por qué no se busca un trabajo digno?.

Bregman: Yo tengo un trabajo digno, a mí me eligió el pueblo, a usted no lo eligió nadie, seguramente un patrón.