Luego de llegar una hora y media tarde, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se hizo presente en la comisión en el Senado para dar las explicaciones correspondientes sobre el accionar de su área en la búsqueda del submarino ARA San Juan que desapareció hace un año y que fue encontrado hace casi un mes en la zona dónde había sido el último contacto.

Con un tono irascible y provocador, el funcionario arremetió contra los legisladores de la oposición por negarse a que se lleve adelante “una reunión reservada” y los acusó de “no querer saber cuáles son las causas del naufragio”.

Embed

“Primero me gustaría aclarar que yo no soy ni un reo ni un testigo, soy un ministro del Estado, no somos pares pero sí representamos a poderes distintos del Estado. Ustedes tienen la facultad de examinar las actuaciones del Ejecutivo, yo no vengo en calidad de testigo ni reo, sino como miembro del Ejecutivo para esclarecer las cusas de desaparición, los temas de búsqueda”, arremetió Aguad y acusó a la oposición de que “a nadie le ha interesado saber cuáles son las cusas de desaparición del submarino ni quiénes son los responsables”.

Además, criticó que la ex ministra y diputada Nilda Garre “no debió ser parte de la comisión” y apuntó que su pedido fue que “se realice una reunión reservada” con la excusa de que venía a “exponer en la comisión las posibles causas del naufragio del ARA y esas causas generan responsabilidades, por lo cual, la reunión debe ser reservada porque no les puedo dar las pruebas de quien puede ser responsables por culpa del naufragio del submarino”

Y apuntó que los legisladores desvirtuaron la comisión porque "no es una asamblea abierta en donde los representados asumen el papel de representantes”.

“Siempre dijimos la verdad y lo vamos a seguir haciendo, podemos haber cometido errores, más por exceso que por defecto, tratamos de ser sinceros y hay quienes odian la verdad porque los desnudas. Prometimos que lo íbamos a encontrar y lo encontramos por más que les pese a algunos”, disparó.

El discurso sobrador del ministro provocó el enojo de los legisladores presentes y al cruce el legislador Pedro Miranda, quien le recordó que fue el único funcionario “elegido por decreto” y le aclaró: “Nadie lo votó para estar donde está, a diferencia de nosotros que fuimos elegidos por el pueblo”.