La Mesa Directiva Nacional del Partido Socialista se reunió en Buenos Aires a raíz del fuerte clima de malestar que generó el anuncio del diputado santafesino Luis Contigiani de que votaría en contra del proyecto de despenalización del aborto, y lo exhortó a modificar su voto.

A través de un comunicado, la conducción del partido recordó la tradición a favor de la ley de aborto legal, e instó a Contigiani, quien había accedido a su banca a través del Frente Cívico y Social (alianza entre socialistas y radicales en Santa Fé), a que vote en el recinto "en coherencia" con el "pronunciamiento" orgánico.

"Respetamos posiciones personales -pese a no compartirlas-, pero entendemos que se trata de llevar la voz de nuestro partido en concordancia con su plataforma histórica y con el recorrido de lucha de nuestras compañeras y compañeros", exigieron, en una nueva muestra de la bronca que generó la decisión de Contigiani.

En ese sentido, le reclamaron al diputado que "refleje desde su banca en la Cámara de Diputados de la Nación, la lucha de varias décadas de mujeres y hombres socialistas".

El detalle que omite el comunicado es que Contigiani, pese a representar al Partido Socialista en el Parlamento, no tiene origen ni militancia socialista.

De formación jesuita y mayor cercanía a la tradición radical, desembarcó en el Gobierno del Frente Progresista santafesino por su actividad en la Federación Agraria Argentina (FAA).

Se desempeño como secretario de Agricultura en la gestión de Antonio Bonfatti y luego quedó como ministro de Producción en el Gobierno de Miguel Lifschitz.