Con una jubilación mínima que hoy se ubica en unos magros $8.637, el sistema previsional argentino se posicionó en el último puesto de entre 30 países en un ranking a nivel global. De esta forma, Argentina es el país con peores jubilaciones luego de que el Congreso apruebe la reforma previsional en diciembre del 2017.

El dato surge de un estudio elaborado por Roberto Salomón de la consultora Econométrica, basado en una publicación del Australian Centre for Financial Studies que analiza y compara los sistemas de pensión de 30 países, según informó Ámbito.com.

En el índice global de pensiones, el régimen argentino tiene un puntaje de 38,8 y se ubica debajo de naciones con altos niveles de pobreza como India, México, Corea, Brasil, Perú y Colombia. Dinamarca, en cambio, obtuvo el primer lugar, seguida por Holanda.

Los criterios tomados para elaborar este indicador son la cobertura, la sustentabilidad y la integridad. En cuanto a la cobertura, se tienen en cuenta los beneficios y derechos que cada sistema jubilatorio asigna a las personas más pobres, además de la distribución del ingreso.

Además, se incluye el nivel de ahorro familiar y el de propiedad de la vivienda, ya que, según indica el estudio, dichos factores representan una fuente importante de seguridad financiera en paralelo a la jubilación.

Por otra parte, también es un factor clave para este índice el porcentaje de la jubilación mínima en relación con el salario promedio, al igual que el mecanismo de ajuste desde el Estado a través del tiempo. En torno a estos parámetros, Argentina ocupó quinto lugar más bajo, sólo por arriba de Singapur, México, India, y Malasia.

El sistema previsional, que incluye todos los gastos sociales del Estado como las jubilaciones, es un punto clave de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. El organismo global ha pedido a la Argentina que haga un fuerte ajuste para acomodarse a sus políticas económicas recomendadas, y, si el Gobierno cede, significaría un contundente recorte en los ingresos de los sectores más débiles.

LEÉ MÁS: MACRI PREMIA AL RESPONSABLE DE LAS ESCUCHAS TELEFÓNICAS