El presidente Mauricio Macri cometió un insólito sincericidio ante sus funcionarios sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Intarnacional (FMI).

Macri reconoció el error que cometió de no haber detallado, como le pedía el sector más duro de su Gobierno, la (según el macrismo) herencia del Gobierno kirchnerista.

Hoy, ante sus funcionarios, explicó porque no lo hizo. El Presidente aseguró que se debió a una cuestión de pragmatismo de cara al regreso de la Argentina a los mercados.

En medio del acto, lanzó: "¿Es difícil ir a pedir plata prestada diciendo que estás quebrado, no?", según reconstruyó el diario Clarín.

En el Centro Cultural Kirchner, ante ministros, secretarios, directores nacionales y legisladores, y tras haber escuchado el diagnóstico económico de parte del "súper ministro" de Hacienda Nicolás Dujovne, Macri hizo un balance de lo que sucedió en las últimas semanas.

En esta nota