El Senado decidió pasar a un cuarto intermedio y suspender el debate de la ley que sanciona la filtración de escuchas judiciales hasta la próxima sesión, para escuchar, desde las 18, el informe de gestión del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

La decisión fue aprobada por unanimidad y el proyecto de ley será discutido, en principio, la próxima semana.

Antes de la decisión de pasar a un cuarto intermedio, el Senado había convertido en ley un nuevo régimen de Subrogancias Judiciales y enviado a Diputados modificaciones al Código Procesal Penal de la Nación.

La iniciativa que sanciona la filtración de escuchas judiciales con hasta cuatro años de prisión también promueve el juicio político para jueces y fiscales.

La iniciativa impulsada por el bloque justicialista obtuvo el respaldo en Comisión de los legisladores de todas las bancadas.

El expediente responsabiliza a los funcionarios judiciales, así como a los encargados de participar de la realización de las escuchas, y se dejó a salvo de las sanciones a quienes las difundan como un hecho periodístico, para salvaguardar la libertad de prensa.

Además, se le impone a la Dirección de Escuchas Judiciales la necesidad de tener una cadena de custodia muy estricta y de la confección de un protocolo que deberá ser aprobado por la Corte Suprema de Justicia, de la cual depende.

En esta nota