A minutos debatirse el proyecto por un aborto legal, la presidencia del Senado le rechazó la entrada a dos periodistas feministas a pesar de que fueron acreditadas para cubrir el debate. La situación se suma al clima de hostilidad que decenas de trabajadoras de prensa de medios alternativos sufrieron durante todo el mes que se debatió en la Cámara Alta el expediente.

Las co-directoras del medio LATFEM, María Florencia Alcaraz y Agustina Paz Frontera, fueron el martes a buscar las credenciales para cubrir el debate y se anoticiaron en la mesa de entrada del Senado que hay un alerta de seguridad emitida en contra de las dos.

Desde que el proyecto ingresó al Senado, las periodistas de LATFEM sufrieron la hostilidad que se generó en la Cámara Alta. El primer día que se debatió el proyecto, Alcaraz no pudo ingresar a la sala de comisiones, en las reuniones que siguieron la seguridad del Congreso le revisaron la cartera, le pidieron que guardara el pañuelo verde, no le permitieron trabajar con libertad y la seguridad del lugar cuestionaron su trabajo.

“Para la sesión del 8 de agosto nos acreditamos, y a diferencia de cientos de colegas, los permisos fueron concedidos. Pero al intentar acceder al edificio para retirar las acreditaciones nos informaron que tenemos prohibido el ingreso por insultar y agraviar a unx senadorx el miércoles 1° de agosto y que el personal de Seguridad había actuado de oficio y emitido un alerta en nuestra contra”, detallaron en el portal las periodistas.

Y advirtieron: “Nos sorprende que no nos hayan llamado la atención, notificado ni solicitado nuestros nombres el día en el que se nos acusa de haber incurrido en una falta. Creemos que nos ‘marcaron’. Además del ejercicio de la libertad de expresión, se ve afectado nuestro trabajo”.

En esta nota