Los docentes de todo el país pararán este jueves en rechazo al ajuste en Educación, que, estiman, se consolidará con la fusión de ese Ministerio y el de Cultura, eliminado en el achique de Gabinete hecho por Mauricio Macri durante la crisis cambiaria y política de la semana pasada.

Maestros de todos los niveles pararán este jueves y movilizarán al Congreso de la Nación para reclamar por la paritaria nacional docente, mejoras en infraestructura, mayor presupuesto, el no desvío de fondos educativos al pago de gastos de la Policía y la defensa de las Universidades públicas.

En la ciudad y provincia de Buenos Aires, los gremios realizan de 48 horas con adhesión a la medida nacional convocada por CTERA, de la cual participarán los docentes universitarios - que acordaron su aumento salarial pero rechazaron el ajuste presupuestario - y los privados.

Docentes por debajo de la línea de la pobreza

En un contexto de fuerte inflación y devaluación, con la consiguiente pérdida del poder adquisitivo, los docentes ingresantes no alcanzan a cubrir la Canasta Básica Total, lo que, al mes de julio de 2018, los sitúa debajo de la línea de pobreza.

Según un informe del Instituto Marina Vilte de la Secretaría de Educación de la CTERA, los docentes sintieron el ajuste en su salario desde el primer año de gestión macrista. Ya entre marzo de 2016 y mismo mes de 2017, los ingresos registraron una caída del 6,8%, que se sumó a la caída del 4,7% entre marzo del año pasado y el actual.

Si bien aún se desconoce la pérdida de 2018, si se proyecta un incremento del 20% hacia diciembre, frente a una inflación promedio del 31,5%, la caída será de un 13% para este año, casi un 23% en todo el Gobierno macrista.

Actualmente, los docentes que se encuentran en los primeros años de carrera perciben un ingreso de $12.840, muy por debajo de los $20.134 estipulados por el INDEC como parámetro para, en un hogar compuesto por cuatro miembros, no caer debajo de la línea de la pobreza.

Variación salario docente.jpg
 Instituto Marina Vilte de la Secretaría de Educación de la CTERA.
Instituto Marina Vilte de la Secretaría de Educación de la CTERA.

Con la eliminación, por medio del decreto 52/2018, de la paritaria nacional docente, que establecía un piso de aumento para todas las provincias, el Poder Ejecutivo Nacional también determinó que el ingreso de los maestros debía ubicarse un 20% por encima del salario mínimo, vital y móvil, que hoy se encuentra en $10.000. Cifra lejana a la necesaria para cubrir las necesidades básicas.

Menos incentivo

El Fondo Nacional de Incentivo Docente, congelado desde julio de 2016 en $1210 por cargo, implicó el estancamiento de su presupuesto. Así, para este año se estableció un aumento de tan sólo el 7%, muy por debajo de la inflación, lo que implica una retirada del Estado nacional de la composición salarial de los maestros.

Según el informe, el presupuesto se redujo en valores constantes. Los recursos del FONID cayeron de $17.800 millones a $14.462 del año pasado a este y para el año que viene, el Gobierno buscará, con la aprobación del presupuesto, la eliminación del aporte nacional para que sea afrontado por las provincias. Desde CTERA, gremio docente a nivel nacional, advirtieron que esta decisión podría disminuir el salario de los maestros.

Recorte de programas

Según la Ley de Educación Nacional, el 6% del PBI debe estar destinado a la inversión pública del Estado nacional y provinciales en materia de educación. Ese número, que se consiguió en 2015 con un 6,1% del PBI, comenzó el camino descendente en 2016, cuando alcanzó el 5,8%.

Si bien aún no hay datos sobre el cierre del año pasado, en 2018 ya se recortó el presupuesto de varios programas educativos, entre los que se encuentra infraestructura.

A comienzos de agosto, dos docentes perdieron la vida en la localidad bonaerense de Moreno, tras la explosión de una estufa. En 2018, según el Instituto Marina Vilte de la Secretaría de Educación de la CTERA, el ajuste en infraestructura y Equipamiento fue de $960.7 millones.

Ajuste de programas.jpg
 Instituto Marina Vilte de la Secretaría de Educación de la CTERA.
Instituto Marina Vilte de la Secretaría de Educación de la CTERA.

Pero el recorte también alcanzó al programa de Gestión Administrativa y Políticas Socioeducativas, en $645 millones, Acciones de Formación Docente, con $107 millones menos y una reducción de $100 millones en Jardines de Infantes, lejos de la promesa de la construcción de tres mil jardines de infantiles, hecha por Mauricio Macri en la campaña presidencial.