Frente a la estrepitosa subida del dólar, el riesgo país volvió a ubicarse sobre los 700 puntos, por lo que se encendieron las alarmas de la cercanía al default.

El indicador de la dificultad de pagos, elaborado por el banco JP Morgan, trepa a los 725 puntos. El escenario sombrío de la economía y la imprevisibilidad del dólar representan una alarma ante un eventual ingreso al default.

En medio de otro sacudón cambiario, el índice Merval de la Bolsa rebota un 1,2%, aunque arrastra en el 2018 una pérdida en torno al 17%. El panel líder retrocedió ayer un 1,6% a su menor nivel nominal en 11 meses.

Cerró el lunes en los 25.032,95 puntos, la cota más baja al cierre desde septiembre pasado, producto de la falta de confianza sobre la marcha de la economía, la alta inflación y la tendencia recesiva del PBI.

Durante la mañana, el presidente, Mauricio Macri, anunció que Argentina acordó con el FMI un adelanto de fondos para garantizar el financiamiento que necesita para el año próximo. El mensaje fue previo a la apertura de los mercados, pero no apaciguó la gran volatilidad que se desarrolló en la jornada.

Embed

LEER MÁS: Reventó el dólar | Supera los $34 por escándalo

En esta nota