El jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, retó al marido de Lourdes Espíndola, Fernando Altamirano, por exigir ante las cámaras que se haga justicia y por decidir dejar las fuerzas ante la falta de protección que tienen los policías por parte de la Provincia y del Ministerio de Seguridad.

En una entrevista con Luis Novaresio, el policía contó la increíble actitud que tuvo su jefe cuando le quiso entregar su placa porque no quiere pertenecer más a la fuerza. Con la voz quebrada por la situación, Altamirano relató: “Lo único que le planteé fue: ‘Así es como usted cuida a su personal…’ Y él saltó prepotente y me respondió: ‘¿Qué te pasa, pibe?’. Yo después me acerqué y le ofrecí disculpas por haberle hablado así. Le quise entregar mi credencial. No me la quiso aceptar y me dijo: ‘Comportate como un hombrecito’. Eso fue lo que pasó”.

Embed

“Quiero justicia. Quiero que no quede esto así nomás, quiero pelear por mi compañera, por todos mis compañeros para que tengan más seguridad. No podemos salir a la calle y que nos maten como perros”, manifestó el hombre y denunció: “Las autoridades no nos escuchan, nadie nos escuchan”.

Espíndola fue baleada de un tiro en el cuello en un intento de robo. El domingo a la tarde, se confirmó que la joven tiene muerte cerebral irreversible.