El Partido de los Trabajadores de Brasil adelantó que apelarán la decisión del Tribunal Superior Electoral (TSE) que impide que sea candidato a presidente en las próximas elecciones del 7 de octubre.

"Vamos a presentar todos los recursos a los tribunales para que sean reconocidos los derechos políticos de Lula, previstos en la ley y en los tratados internacionales ratificados por Brasil", anticipó el PT en un comunicado.

El partido que lidera Lula consideró además que el Tribunal Superior Electoral es “arbitrario” y “político” y que se apoya en “una mentira”. A la vez que denunció el rol de los medios en la persecución a Lula.

En el comunicado, el partido considera además que el fallo es un ejemplo de “violencia practicada” que pone a Brasil como un país "que no respeta sus propias leyes, que no cumple sus compromisos internacionales y que manipula el sistema judicial, en complicidad con los medios, para hacer una persecución política".

Y resaltó que “es una casación política, basada en la mentira y el arbitrio, como se hacía en tiempos de la dictadura".

"Vamos a defender a Lula en las calles, junto con el pueblo, porque él es el candidato de la esperanza. La candidatura del compañero Lula es la respuesta del pueblo brasileño a los poderosos que usurparon el poder”, aseguran.

En esta nota