Angelo Calcaterra, ex dueño de IECSA y primo del presidente Mauricio Macri, confesó ante el juez federal Claudio Bonadio haber pagado coimasa.

"Yo le daba la plata a Sánchez Caballero, él pagaba por orden mía", aseguró Calcaterra en sede judicial, según informaron fuentes de la investigación que reveló Infobae.

Sánchez Caballero, ex CEO de IECSA, fue detenido la semana pasada luego de que estallara el escándalo de los cuadernos del chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

La confesión de esta mañana de Calcaterra estuvo orientada a diluir la responsabilidad de Sánchez Caballero, quien también ingresó al programa de arrepentidos y recuperará la libertad en las próximas horas.

Tras su declaración, Calcaterra se convirtió en imputado arrepentido. Se sumó a la lista del chofer Oscar Centeno y los empresarios Juan De Goycochea y Javier Sánchez Caballero. Los tres quedarán en libertad.

En esta nota