Ante todo recorte y recesión las mujeres, lesbianas, travestis y trans son siempre las más afectadas. El Presupuesto 2019, que consiguió media sanción en el Congreso, plantea una reducción específica de las políticas públicas para combatir las violencias machistas. En el país que el mundo mira por Ni Una Menos y por haber hecho del pañuelo verde una bandera de lucha internacional, el gobierno de Macri también recorta en áreas clave para la supervivencia de las niñas, adolescentes y mujeres, de prevención y erradicación de las violencias.

El proyecto que se debatió en comisiones establecía para el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) un recorte del 18% en términos reales y del 55% para el Plan Nacional de Acción (PNA) que presentó el gobierno en 2016.

LEER MÁS: En plena crisis, la "ayudita" de Rodríguez Larreta a Macri para 2019

En el debate en comisión, la diputada radical Alejandra Martínez logró que se aprobara la duplicación del presupuesto específico para el PNA. Era de $32.099.395 y pasó al doble. Aunque este aumento se traducirá en una mejora del presupuesto para el INAM, este sigue teniendo una reducción de 7% en términos reales y representa un 0,00005% del total. Los datos se desprenden de un análisis específico realizado por la organización Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), que todos los años toma la tarea de observar la ley de leyes en clave de género.

Los recortes afectan directamente aquellos espacios pensados desde la política pública para poder solicitar ayuda ante situaciones de violencia. En 2018 la línea 137 que brinda asesoramiento e información y el 0800-222-1717 a cargo del Ministerio de Justicia de la Nación contaba con $295 millones de pesos y en el 2019 contará con $301, lo que en términos reales implica una pérdida del 24%.

LEER MÁS: Quiénes fueron los diputados de la oposición que votaron a favor del Presupuesto 2019

El ajuste presupuestario propuesto para el Programa Hacemos Futuro Juntas (antes llamado Ellas Hacen) en términos nominales representa una pérdida de un 25% mientras que en términos reales implica una pérdida del 44%

Uno de los puntos sobre los cuales la cantidad de dinero asignada es un desconcierto total es el monto que se le destinará a los Hogares de Protección Integral, estos son los refugios para aquellas mujeres que necesitan irse de sus hogares donde conviven con el o los agresores. En su momento representaban el 80% del PNA y serían ejecutados por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. En estos tres años de gestión macrista, con Fabiana Tuñez como titular del Instituto Nacional de las Mujeres, de 36 refugios planificados solo se hicieron 9. Y únicamente tres son propiamente de la gestion, el resto son herencia del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Estos datos se conocieron gracias a un trabajo del sitio Chequeado.

Por otra parte, el presupuesto aprobado revela los escasos recursos destinados al empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres.

El texto presentado por el Poder Ejecutivo para el año entrante presenta mejoras únicamente en relación a la transparencia. El logro, después de años de insistencia de las organizaciones feministas, fue que se desglosara los programas con enfoque de género. En ese sentido, se incorporó la etiqueta de Presupuesto con Perspectiva de Género (PPG), pero no es más que eso: una etiqueta.