Alejandro Domínguez, titular de la Conmebol, definió la suspensión del partido porque "no se garantiza el espéctaculo" y no hay "igualdad deportiva" e invitió a los presidentes de Boca y River a Paraguay para definir una nueva fecha.

"El Consejo de la Conmebol ha tomado la decisión de que en estas condiciones que no hay igualdad deportiva. No se garantiza el espectáculo. Creemos que tenemos que dar las condiciones para que ambos clubes tengan tiempo de recuperarse", aseguró Donmínguez en declaraciones a Fox Sports.

En esa línea, el dirigente consideró que fue "una vergüenza la imagen que se ha mandado al mundo por culpa de algunos inadaptados".

"Tenemos que analizar una desigualdad deportiva. No están dadas las condiciones, hay un equipo que fue agredido y estamos aquí por el bien del espectáculo. Queremos que cuando entren los 11 de cada equipo no haya ninguna excusa", afirmó.

Y resaltó: "Creemos que hay que emitir una señal de que la organización está para generar un buen espectáculo"