El presidente del Banco Central de Sudáfrica, Lesetja Kganyago, considera inapropiado que los inversores incluyan a su país en el saco de mercados emergentes en problemas, junto a Turquía, Argentina o Venezuela.

Kganyago expresó que la diferencia principal radica en la solidez de sus instituciones económicas y su independencia frente a presiones políticas. "Mire a esos países (Turquía y Argentina) y los cimientos de sus bancos centrales. Nosotros tenemos un banco central creíble, respaldado por su constitución", argumentó.

"Mire a esos países (Turquía y Argentina) y los cimientos de sus bancos centrales. Nosotros tenemos un Banco Central creíble"

El Banco Central de la Argentina empeoró su imagen luego de que las metas de inflación se cambiaran tres veces en un año, que vendiera dólar a futuro luego de afirmar que un delito, que cambiara de estrategia monetaria de forma diaria y que pusiera una tasa de interés monetario al 60 por ciento.

El enojo del presidente del Banco Central Sudafricano se debe a que analistas internacionales compararon a Sudáfrica con otros países emergentes que tuvieron inestabilidad económica como la Argentina que tendrá una inflación anual superior al 35 por ciento.

El rand sudafricano se devaluó un nueve por ciento en el mes de agosto. La suba del dólar en la Argentina desde que comenzó el año superó el 100 por ciento.