El gobierno de Mauricio Macri vuelve a la carga con su intención de modificar el nombre del Centro Cultural Néstor Kirchner a través de un proyecto de ley que le permitirá al Congreso hacer cambios en la nomenclatura de edificios públicos.

Luego de lo que será la reunión del G20 en Argentina, el macrismo buscará aprobar el proyecto de ley en las cámaras de Diputados y Senadores para conseguir su viejo objetivo de borrar el nombre del ex presidente Néstor Kirchner del CCK y otros sitios.

El proyecto que impulsa el Gobierno tiene cinco puntos centrales. El más contundente es la condición de que pasen 20 años de la muerte de una personalidad pública para que pueda utilizarse su nombre en distintos lugares. Sin embargo, se le agrega una discutible cláusula en la que se expresa que la persona debe tender a la unidad nacional.

Embed

La última parte causa controversia por sí sola, pero aún más cuando se tiene en cuenta que pocos días atrás, Macri utilizó palabras del dictador Adolf Hitler para apuntar contra quienes criticaron a unos pizzeros que visitó. "El único antídoto ante este veneno social que persigue inocentes es mantenerse unidos. Tenemos que aislar a las personas envilecidas que buscan el fracaso de los demás", escribió el Presidente en Twitter.

Embed

Para que la nomenclatura del CCK puede ser cambiada, el proyecto de ley establece un período retroactivo a 15, exactamente lo que da la suma de los casi 3 años de la administración de Cambiemos y los 12 del kirchnerismo.

A partir de su sanción, el Congreso tendrá la atribución constitucional indelegable de poner los nombres a los nuevos edificios públicos, calles, obras, monumentos, espacios, aniversarios y eventos. Esto se realizará a través de una Comisión Bicameral.