¿Quién no escuchó alguna vez la excusa de que el perro se comió la tarea de matemática? No sabemos si es un caso real de la historia tantas veces contada, pero este canino es capaz de sumar, restar, multiplicar y hasta sabe las raíces cuadradas de algunos números.

Mirá el video y asombrate con el estupendo alumno perruno. El mejor amigo del hombre, y de las matemáticas.

Embed

LEÉ MÁS: Un maestro enseña a sus alumnos a usar Word en un pizarrón

En esta nota