La diputada Elisa Carrió apuntó contra las protestas sociales contra el gobierno de Cambiemos y eligió su método preferido para reprimir.

En su reaparición pública, Carrió visitó el programa Terapia de Noticias, de La Nación+ y lanzó una batería de escandalosas declaraciones. Sin embargo, una de ellas causó especial indignación por su defensa de la represión.

"No se pueden hacer manifestaciones mientras se cobra un subsidio del Estado. Me gusta el agua para repeler manifestaciones porque calma, luego se van a su casa calmados", aseguró la diputada en una declaración que fue replicada en su cuenta oficial de Twitter.

Embed

En esta nota