De manera sorpresiva y alegando “motivos personales”, Luis Caputo renunció a su cargo como presidente del Banco Central en la mañana de este martes, en medio del paro general contra el Gobierno y sus medidas económicas que, entre otras cosas, llevaron al dólar a valores récord durante el último mes.

Hace ya casi seis meses, a inicios de abril, Caputo protagonizó un escándalo en medio de una sesión en el Congreso donde él mismo tenía que exponer ante los y las legisladoras en relación a sus cuentas offshore.

LEÉ MÁS: ESCÁNDALO: ENTRE AMENAZAS CON UN PAPEL Y GRITOS, SE LEVANTÓ LA SESIÓN POR LAS OFFSHORE DE CAPUTO

En ese marco, y ante las duras críticas que la diputada Gabriela Cerruti había hecho en su contra, Caputo no tuvo mejor idea que enviarle un papel a escondidas, que decía “Mis hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala".

Luego de esto, comenzaron los gritos, y la sesión terminó por levantarse, mientras el ex presidente del Banco Central pedía: “Vámonos, yo ya estoy muerto”.

Embed

Según explicó más tarde Caputo, no quiso que el mensaje fuera tomado de forma amenazante. “Le mandé un papelito a la diputada sin ninguna mala intención. Vi que en Intratables había dicho que yo le traspasé la empresa AXIS a mi hija y por eso le mandé ese mensaje”, justificó.

LEÉ MÁS: CAPUTO: "LE MANDÉ EL PAPELITO A CERRUTI SIN NINGUNA MALA INTENCIÓN"