El papa Francisco reconoció que recibió una carta del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en donde le pedía su mediación en la crisis venezolana y respondió que está "siempre dispuesto", pero con la condición de que ambas partes soliciten su intervención. Es decir, aún espera la palabra de Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente a cargo.

De todas maneras aclaró que todavía no leyó la carta: "Veré qué puedo hacer. Pero para que se lleve a cabo una mediación, se necesita la voluntad de ambas partes y que ambas partes la soliciten", ha advertido el Pontífice.

La actriz venezolana Catherine Fullop ya lo criticó con dureza al Sumo Pontífice por no intervenir: "El Sr. del Vaticano mira con tibieza lo que pasa en Venezuela, lo siento me duele demasiado mi país, en esto lo han convertido estos delincuentes que están enquistados en el poder. Esta es la Venezuela de Maduro".

En la carta, Maduro le dijo al Papa que estaba al servicio de la causa de Cristo. "Y con este espíritu le he pedido ayuda en un proceso de facilitación y de reforzamiento del diálogo", lanzó.

Ante esto, según detalló el Vatican Insider, Francisco afirmó: "Esto es como cuando la gente va a ver al cura porque hay un problema entre marido y mujer: va uno.. ¿y la otra parte, viene o no viene? ¿Quiere o no quiere? Siempre se necesitan ambas partes. Esta es una condición que los países deben tener en cuenta antes de pedir una facilitación o la presencia de un salvador o una mediación. Ambas partes, siempre".

Hasta ahora, el Sumo Pontífice ha evitado manifestarse en relación a lo que ocurre en Venezuela, ya que considera que sería una intromisión en los asuntos de ese país.