El Papa Francisco sostuvo que a las Madres de Plaza de Mayo les permite todo, porque sufrieron el dolor más grande de la vida que es la pérdida de un hijo. "A una mamá que sufrió lo que sufrieron las Madres de Plaza de Mayo yo le permito todo", sostuvo el Sumo Pontífice que recibió a Hebe de Bonafini en el pasado en la Santa Sede.

"Le permito decir todo, porque no se puede comprender cuál es el dolor de una mamá. A veces te escuchas 'pero yo por lo menos quisiera ver el cuerpo de mi hijo, tener los huesos, saber dónde fue sepultado'... Le fue arrancado el hijo y desechado, es una experiencia muy fuerte, cuando a una mujer le arrancan el hijo", afirmó el Papa.

papa madres.mp4

El Papa hizo las declaraciones en la conversación con Marco Pozza, teólogo y capellán de la cárcel de Padua (Italia) que quedó plasmada en un libro "Ave María"que saldrá a la venta esta semana.

"Hay una memoria que yo llamo memoria materna que es también física, es una memoria de carne y hueso", reflexiona el Pontífice, quien agrega que "muchas veces dicen: ¿pero dónde estaba la Iglesia que en ese momento no nos defendió? Yo estoy callado, las acompaño. La desesperación de una mamá de Plaza de Mayo es terrible. Debemos acompañar y respetar el dolor, tomarlas de la mano".