Horacio Sala vive horas de incertidumbre tras la desaparición de la avioneta que transportaba a su hijo desde Francia a Inglaterra. Y en estos momentos en los que la información escasea cruzó a los responsables en brindar datos desde Europa por no haberse comunicado.

"Nadie me hablo nada. Nadie de Europa me dijo nada, ni un llamado, nada. Aunque sea 'mirá, pasó esto', pero no, nada", expresó el padre del futbolista.

A su vez, Horacio detalló que se enteró de las noticias por los medios de comunicación y manifestó su enojo con el embajador: "algo tendrían que explicar".

"Las horas pasan y me da a pensar lo peor", se sinceró, y afirmó que todavía no sabe "que hacer. Si hay que viajar, hay que viajar".

En esta nota