Los movimientos sociales organizaron un original reclamo en contra Elisa Carrió, luego de que la diputada de Cambiemos le solicitara a la clase media que dejara más propinas para coopearar en la reactivación económica.

"Pintamos su local por $ 1000", "Le vendemos el pan a $30", "Limpiamos su patio por $ 200", "Le hacemos un peinado por $ 150", son algunos de los carteles que acompañan la movilización que comenzó hoy a la mañana en la calle Vicente López al 1600, frente al Instituto de Formación Cultural y Política Hanna Arendt, donde Carrió es directora.

"Diputada Carrió: acá venimos por las changas", reza una de las banderas, como forma de visibilizar el aumento de la desocupación y la pobreza, clara consecuencia de la política económica que lleva adelante este Gobierno.

"Es evidente que la diputada no reconoce que las políticas económicas de su Gobierno están afectando gravemente el bolsillo de trabajadores y trabajadoras, aumentando así los índices de pobreza e indigencia y arrojando el terrible saldo de millones de desocupadas y desocupadas", expresaron desde los movimientos sociales.

Según los últimos datos recopilados por la UCA, casi la mitad de los niños y niñas del país se encuentran en condiciones de pobreza o indigencia, el 17,6% tiene déficit en sus comidas, el 8,5% pasa hambre y el 33% se alimenta en los comedores populares.