El oficialismo impulsará en noviembre en el Senado el tratamiento del pedido de desafuero de la Cámara alta de Cristina Kirchner solicitado por el juez federal Claudio Bonadio en diciembre del año pasado, en la causa por la denuncia de Nisman sobre presunto encubrimiento al atentado a la AMIA. El pedido del polémico magistrado vence, precisamente, el próximo mes y por eso Cambiemos intentará reflotarlo.

"Lo vamos a votar. El pedido vence en noviembre y nuestra intención es pedir su tratamiento después de que se apruebe el presupuesto", aseguró el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

Paradójicamente, Cristina es la única imputada que sigue con pedido de prisión en esa causa, pese a que Luis D'Elía y Carlos Zannini, entre otros, ya se encuentran en libertad.

Embed

El senador por la Capital explicó, según publicó el diario La Nación: "Nosotros decidimos avanzar con un desafuero cuando haya prisión preventiva confirmada por Cámara de Apelaciones o no apelada, y en este caso ella no apeló, así que lo podemos votar".

El pedido de desafuero remitido por Bonadio en diciembre pasado se mantiene vigente y hasta el momento, las principales bancadas (Cambiemos y el PJ) demoraron su tratamiento.

El PJ sostuvo que no está dispuesto a votar la exclusión de Cristina Kirchner hasta que no haya sentencia firme en su contra.