El nuevo titular del Banco Central, Guido Sandleris, brindó precisiones sobre la evolución del precio del dólar tras el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y anunció nuevas herramientas para lograr bajar la inflación.

En relación al dólar, Sandleris advirtió que, en línea con lo estipulado por el FMI, el Banco Central "va a trabajar con una zona de no intervención y una de intervención cambiaria".

Respecto a la zona de intervención, el funcionario adelantó que el BCRA jugará en el mercado para mantener el dólar entre los $34 y $44. En caso de que la moneda norteamericana supere ese valor, la entidad venderá "hasta 150 millones de dólares diarios".

Hasta ahora, el Banco Central intervenía a diario con 200 a 300 millones de dólares. De este modo, la expectativa es que la divisa norteamericana aumente.

En un mensaje a la prensa, el hombre de Nicolás Dujovne, resumió que la economía argentina tiene al "déficit fiscal y la inflación"como las "dos vulnerabilidades" más fuertes y confirmó "la eliminación del déficit fiscal primario" en 2019.

"Reducir la inflación es el objetivo primario del BCRA", aseguró Sandleris, y reconoció que los intentos del gobierno no dieron "los resultados esperados" por lo que "los dejaremos de lado".

Por la "alta volatilidad de precios" propuso una "guía más clara" para reducir la inflación y presentó un "ancla nominal" que sea "simple y contundente" que "será un muy estricto control sobre la cantidad de dinero en la economía" por su relación con el alza de precios.

"Tomaremos las medidas necesarias para que la base monetaria crezca 0% en términos nominales"a junio de 2019. La medida "implica una importante contracción monetaria" para "reducir las expectativas de inflación" y recobrar "la estabilidad nominal". Sin embargo, advirtió que no será "instantáneo" su efecto sobre el alza de precios.