El menú elegido para agasajar a los mandatarios de las principales economías en el marco de la Cumbre de Líderes del G20 intentó representar comidas típicas argentinas. Entre ellas, el postre elegido es flan, la polémica metáfora del ex humorista Alfredo Casero.

"La idea fue poner en valor los productos argentinos, todo con productos de estación, de la primavera, y típicamente argentinos que nos representen", explicó Tommy Perlberger, uno de los dos chefs dueños de EAT, la empresa a cargo del servicio de comidas durante la cumbre

El cocinero adelantó que el viernes los líderes almorzarán ojo de bife con flan con dulce de leche y helado de coco de postre, y que el choripán también será uno de los platos elegidos.

En esta nota