La modelo Luciana Salazar se metió de lleno en el escándalo por las fotocopias de los cuadernos del chofer que desató una ola de detenciones de empresarios y ex funcionarios kirchneristas y lanzó un fuerte mensaje.

A través de su cuenta de Twitter, la vedette se mostró enojada por “los cuadernos de la corrupción” y tuiteó: “Estan todos hasta las manos, no se salva uno”.

Embed

“Los de antes, los de ahora. Todo lo mismo”, sentenció Salazar.

Embed