La diputada de Cambiemos Elisa Carrió eligió el silencio, en medio de una jornada larga en la Cámara de Diputados, donde sus colegas se preparan para votar el proyecto que busca legalizar el aborto.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, la fundadora de Cambiemos afirmó: "No es necesario hablar, solo la oración que es la debilidad de Dios y el poder de los hombres".

La legisladora no se anotó en la lista para exponer, pero se espera que concurra al recinto a votar. Hasta ahora, Carrió dijo que la discusión en torno a la interrupción voluntaria del embarazo encierra "un conflicto entre dos derechos y algunos misterios que la ciencia no puede develar, que es el inicio de la vida".

Embed