El presidente del banco estadounidense JP Morgan Argentina, Facundo Gómez Minujín, confirmó que mantuvo reuniones con Luis Caputo, entonces Ministro de Finanzas, durante la corrida cambiaria de abril-mayo, que llevó al dólar de 20 a 25 pesos e implicó ganancias extraordinarias para la financiera, cercana al ex funcionario del Gobierno nacional.

Los nexos entre Caputo y el JP Morgan no son nuevos ni casuales. Con Minujín mantienen una estrecha relación desde hace casi 20 años y con este testimonio se pone sobre la mesa la posibilidad certera de que los grandes especuladores hayan contado con información privilegiada para obtener abultadas ganancias a costa de los argentinos.

"Fue el artífice, me consta por haber participado de algunas reuniones, que logró detener las turbulencias cambiarias de las últimas semanas. Con lo cual, muy agradecido y muchas gracias como ciudadano", dijo Minujín en un panel sobre finanzas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos - AnCham, de mayo de este año.

Embed

LEER MÁS: Los empresarios que vaciaron el Fondo de los jubilados

Con Caputo a su lado, por entonces a cargo de la cartera de Finanzas para, un mes más tarde, tomar control del Banco Central, el titular del JP Morgan Argentina confirmó que la entidad contó con vínculos privados y privilegiados con funcionarios de alto rango. Esto les permitió contar con cierta información que derivó en ganancias abultadas al comprar dólares a $20 y venderlos a $25, tras la primera fuerte devaluación del peso.

El diputado nacional por el FPV-PJ, Rodolfo Tailhade, denunció a Caputo y a Federico Sturzenegger, por entonces titular del BCRA, por establecer un esquema que permitió la fuga de capitales por más de u$s 10.000 millones de reservas en beneficio de especuladores, en especial la JP Morgan. Según la denuncia, sólo entre marzo y mayo de este año se fugó esa cantidad de dinero, que provino "del profundo endeudamiento externo y volvieron al exterior como ganancia de los especuladores".

Esta denuncia presentada en junio fue desestimada por el fiscal Gerardo Pollicita al mes siguiente porque, a su entender, tanto Caputo como Sturzenegger actuaron de acuerdo a la Carta Orgánica del Central y la acusación era una mera "crítica a la política económica" del macrismo.

Sin embargo, el testimonio de Minujín reveló que las reuniones existieron, así como los canales de información privilegiados.

LEER MÁS: Caputo, otro ex JP Morgan a un Ministerio

Pero la cercanía entre Caputo y la JP Morgan no es ninguna novedad, no sólo porque el ex Ministro trabajó en esa entidad. En diciembre de 2002 se creó la fundación Cruzada Argentina, en la cual figuran, como miembros integrantes del directorio, Caputo, Minujín, Miguel Guitiérrez, titular de YPF y JP Morgan, el ex integrante del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de los jubilados y consejero de la JP Morgan, Andrés Rodríguez Lubary, entre otros integrantes.

Según el estatuto de la entidad integrada por banqueros y especuladores, el objetivo de Cruzada Argentina es el del "bienestar general de la comunidad" para "lograr un cambio social a través del desarrollo e implementación de acciones" que estén orientadas a "cubrir o paliar necesidades básicas insatisfechas de sectores carenciados, de bajos recursos o bajo nivel de vida".

Esa organización, además, dejó en evidencia a Caputo que se había encargado de ocultar su propiedad de una sociedad offshore, como Noctua Partnes. Según sus dichos, "nunca fui propietario ni accionista sino asesor, administrador, fiduciario y/o manager". Sin embargo, los documentos de Cruzada Argentina demostraron que, según declaró el propio ex funcionario, es "socio" de la offshore Noctua. Una mentira más del ex titular del Banco Central.

Pero la habilidad del macrismo para vincularse con la JP Morgan, especuladores financieros y generar inmensas ganancias para estos sectores también dejó un nuevo dato color en esta historia. Minujín, quien le agradeció a Caputo por haber tenido reuniones durante la corrida cambiaria y con quien integró una sociedad supuestamente destinada a la caridad, también tenía lazos estrechos con la esposa de Federico Sturzenegger, quien se había desempeñado como titular del Banco Central hasta junio de este año.

Facundo Gomez Minujín es vicepresidente del Fondo Nacional de las Artes, cuya asesora presidencial era María Josefina Roulliet, esposa de Sturzenegger. La mujer debió dejar su cargo en agosto de 2017 con la aplicación del decreto que desafectó de cargos públicos a familiares de otros funcionarios nacionales. Sin embargo, el dato no pasa desapercibido en un entramado mucho mayor de relaciones cercanas con vínculos de información privilegiada útiles a la hora de ganancias millonarias con la especulación financiera.

En base a las nuevas pruebas y a las reuniones confesas entre Minujín y Caputo en medio de la corrida cambiaraia, Tailhade evalúa reflotar la denuncia desestimada por Pollicita.

LEER MÁS: Renunció Luis Caputo al Banco central