El decreto de necesidad y urgencia (DNU) que degradó la Secretaría de Deporte en Agencia generó variados interrogantes en torno a la legalidad del proyecto y el futuro del desarrollo deportivo.

Quien intentó defender la decisión fue Diógenes de Urquiza, funcionario del gobierno nacional, pero dejó en evidencia flaqueza de argumentos y dio raras explicaciones para fundamentar la decisión oficial impulsada por decreto.

"Ahí me superas, yo te hablo del punto de vista del deporte. Necesitábamos que salga esto. Hay temas prácticos que necesitan soluciones", se sinceró Urquiza, en diálogo con el periodista Luis Novaresio, quien le preguntó por la modalidad del DNU.

A su vez, se comprometió a no hacer negociados con las propiedades: "Bajo ningún concepto pensamos en vender nada. Ningún inmueble perteneciente a la Secretaría de Deporte".

Embed