Una diputada “provida” pasó un incómodo momento en el recinto: se trata de Cornelia Schmidt Liermann, del PRO, quien celebró un discurso que no le correspondía.

Fue durante la exposición del legislador radical Daniel Kroneberger, quien estaba indeciso pero se pronunció a favor horas antes del inicio del debate.

“Mi posición está basada en la importancia de tratar de proteger a las dos vidas”, comenzó el diputado, ante lo cual recibió un vitoreo aislado y el aplauso de Schmidt, que quedó captado por las cámaras.

“Es por eso que voto a favor de la despenalización del aborto. Brego por una Educación Sexual Integral que llegue a toda la población”, completó la idea. Ahora sí, el recinto estalló en aplausos y Schmidt Liermann se quedó callada.

Embed

En esta nota